www.urdinarrain.gov.ar

Central Larroque le ganó a Deportivo y se coronó campeón del fútbol departamental

Con goles de Elías Amarillo y Lautaro Viale, el rojo venció a Deportivo Urdinarrain 2 a 1. Juan Ramírez había abierto la cuenta para el azul. Central Larroque es el nuevo campeón del fútbol de Gualeguaychú y clasificó a la próxima edición de la Copa de Entre Ríos.

Se acabó la ilusión de Deportivo. El azul venía teniendo un segundo torneo del año bárbaro, había ganado contundentemente las llaves de cuarto y semifinal, pero en la final no fue ni la sombra de aquel Deportivo. En el partido de ida especuló demasiado y fue con una estrategia netamente defensiva y mezquina que terminó pagando caro en la revancha en Urdinarrain.

Para entender porque Deportivo no pudo sumar otra estrella más a su historia, hay que hablar del global de los dos partidos. Un equipo que venía en ganador y en goleador, pareció ilógico el planteo en las finales. Empató 0 a 0 en Larroque y toda la definición se trasladó a los últimos noventa minutos de la revancha en el Treisse, donde tuvo una mala tarde y se quedó con las manos vacías.

El partido en Urdinarrain, entregó poco en el primer tiempo, Central Larroque fue en equipo ordenado y prolijo y a Deportivo le costó demasiado generar juego. Recién cerca de los 20 minutos llegó la primera situación clara con un remate de David Tellechea que tapó bien el arquero Gonzalo Pérez Romani. Después perdió mucho y fue impreciso en la mitad de la cancha, aunque tampoco sufrió demasiado en defensa ya que Larroque prácticamente no llegó con peligro sobre el arco de Jonathan Perrilli.

Fue así que el primer tiempo no quedará en la memoria de nadie ya que arrancaron más de un bostezo.

(Foto: Juan Ramirez marcó el gol de Deportivo)

En el segundo tiempo, el partido seguía igual, hasta que a los 7 minutos, por fin el local armó una buena jugada: Sergio Cano la puso al piso, tocó la pelota a la derecha para Tellechea que la aguantó bien en la puerta del área y tocó para Juan Ramírez que dentro del área sacó un buen remate al primer palo para dejar sin efecto al arquero Romani y poner el 1 a 0.

Rápidamente, Central intentó reaccionar y Deportivo lo tuvo de contra, hasta que minutos más tarde, el árbitro Hernán Collaso inventó una falta contra Urbano Quintana, y de ese tiro libre llegó el empate. Kevin Olivera mandó un pelotazo largo al área, ningún defensor pudo rechazar y por atrás apareció Elías Amarillo para empujar a la red y rápidamente empatar el partido.

Con el empate, el partido otra vez fue equilibrado, con los dos con intenciones de atacar. Deportivo lo tuvo con una gran jugada que armó David Tellechea por izquierda, dejando a Bustos y Amarillo por el camino, pero cuando ingresó al área, y se imponía el pase adentro para que Gastón Popelka, solo tenga la tarea de empujar la pelota al gol, Tellechea pecó de egoísta y quiso definir el y la pelota se abrió apenas afuera.

Por su parte, Central Larroque también se animó y lo tuvo con un remate de Quintana, que tapó arriba en el ángulo Jonathan Perrilli en una atajada suprema. El partido estaba para cualquiera de los dos y para el que menos cometa errores.

El DT de Deportivo, Augusto Spandre jugó su as de espadas y mandó a cancha a Emiliano Ochoa, sin embargo optó por sacar un defensor ( Luis Peralta) y reacomodar algunas piezas y el movimiento no fue saludable para un Deportivo que sufría en esta tarde bajo rendimiento de varias de sus piezas claves. Esto generó que Deportivo sumó gente en ataque que chocaron con un Central siempre bien ordenado atrás, y en contrapartida, la visita vio flaquezas defensivas, sobre todo por el lateral izquierdo dónde Exequiel Pérez no estuvo firme y Pablo González tampoco colaboró. Central fue inteligente y buscó por ese sector.

(DESILUSIÓN: Deportivo Urdinarrain estuvo lejos de ser el equipo de los playoffs)

Cuando parecía que el partido terminaba empatado, y ya iban 3 minutos de tiempo adicional, Kevin Olivera tomó la pelota por derecha en tres cuarto de cancha y rápidamente lanzó la bola hacia la izquierda dónde estaban los problemas del azul. Parecía que el pase no traía complicaciones, sin embargo increíblemente en su afán de rechazar, González le erró la patada a la pelota y detrás sin la marca de nadie, apareció Lautaro Viale que tuvo tiempo para todo, controló la pelota, vio como el arquero le salía y definió por abajo para poner el 2 a 1 para dejar a Deportivo sin tiempo de reaccionar. Luego de esta acción, no había tiempo para más, el árbitro Hernán Collaso pitó el final y Central Larroque es el nuevo campeón.

(MAREA ROJA: Central Larroque festejó con la multitud que viajó desde Larroque.) 

No hay excusas, Central Larroque es un digno Campeón, porque con las armas que tenía fue ordenado y aprovechó al máximo los errores de su rival. Por el lado de Deportivo, si algo se puede reprochar es el golpe de timón en cuanto a formas de juego, cuando las cosas venían saliendo a la perfección, sobre  todo por lo que sucedió en el partido de ida y para colmo de males, si el plan era definirlo de local, chocó con una mala tarde en algunas líneas, jugó desordenado y estuvo lejísimos de ser el Deportivo que venía ilusionando. Un sabor amargo para el equipo de Urdinarrain, que cayó ante Larroque, un rival con armas nobles, pero que claramente futbolísticamente no es superior a al azul que se quedó con las manos vacías.

EMOCIÓN: Los padres de Lucas Bentancour, joven asesinado en Gualeguaychú por el cual llevaba el nombre el torneo, entregaron el trofeo junto al presidente de la Liga Emiliano Zapata. 

EL GRAN DT: Matías Marchesini logró su segundo titulo en el año como Director Técnico, en el mismo año que se lanzó a dirigir. 

 



www.urdinarrain.gov.ar

COMENTARIOS